El diario The Washington Post publicó este lunes un artículo de opinión que analiza las perspectivas de la relación entre Estados Unidos y América Latina para el año que se inicia.

El autor de la nota, Jackson Diehl, pronostica que “las relaciones entre Estados Unidos y América Latina, que se precipitaron a su más bajo nivel en décadas en 2005, continuarán empeorando en 2006”.

El articulista piensa que el recientemente electo presidente de Bolivia, Evo Morales, un criador de llamas y cocalero quien se describe como la “pesadilla” de Washington, carece de políticas propias y buscará inspirarse en el presidente Chávez, de Venezuela, en Néstor Kirchner, de Argentina, y en Fidel Castro, quien “a los 79 años”, señala Diehl, “debe creer que finalmente está viendo emerger el bloque totalitario que él y el Ché Guevara trataron de crear y en el que fracasaron, en la década de los sesenta”.

El periodista apunta a posible victorias de candidatos de izquierda en Perú, Nicaragua y México, y dice que ésto solo dificultaría aún más las relaciones de Estados Unidos con los países latinoamericanos, pero añade que las mismas democracias que le están dando a los izquierdistas la posibilidad de gobernar, --de mantenerse--, les sacarán del poder, si fracasan.