Tres soldados paquistaníes resultaron heridos este lunes cuando atacantes dispararon cohetes contra sus puestos de seguridad en una remota área tribal cerca de la frontera con Afganistán.

Los soldados vigilaban el puesto de control cerca de la ciudad de Miran Shah, en la atribulada región de Waziristán del norte donde tuvo lugar el ataque antes del amanecer.

Soldados retornaron disparos con fuego de artillería y ametralladoras. Tres efectivos fueron alcanzados por fragmentos de granada.

Se ha responsabilizado a militantes islámicos por ataques contra las fuerzas de seguridad en la región.

Entretanto, fuerzas de seguridad paquistaníes están presionando a líderes tribales para entregar a presuntos militantes responsables por ataques recientes contra fuerzas del gobierno que han cobrado más de 22 vidas, incluso por lo menos ocho soldados en un puesto de control en Waziristán del norte.

Decenas de miles de fuerzas paquistaníes fueron emplazadas en la región en busca de militantes extranjeros.