El ministro de defensa de Israel Shaul Mofaz dijo que los residentes árabes del este de Jerusalén podrán votar en las elecciones parlamentarias palestinas este mes.

No obstante, las autoridades israelíes dijeron que la decisión no es definitiva.

El negociador palestino Saeb Erecad dijo que no ha escuchado nada sobre el tema de las autoridades israelíes.

El presidente palestino, Mahmoud Abbas, dijo que las autoridades estadounidenses le aseguraron que las votaciones se realizarían en el este de Jerusalén como estaba programado.

Abbas había amenazado con suspender la votación si Israel no permitía votar a los árabes del este de Jerusalén, para protestar por la inclusión de candidatos del grupo militante Hamas.

Dos enviados estadounidenses se encuentran en la región esta semana para sostener conversaciones con ambas partes, antes de los comicios del 25 de enero.