Una corte de Londres sentenció al clérigo islámico radical, Abu Hamza al-Masri, a siete años de prisión por cargos de incitar al asesinato y al odio racial.

El juez dijo a al-Masri, el martes, que cuando era libre de expresar sus puntos de vista, creó una atmósfera que llevó a algunos a creer que el asesinato es un deber moral y religioso en la búsqueda de la justicia.

El jurado vio videos de al-Masri pronunciando arengas en las que instaba a realizar ataques contra objetivos como bancos y al asesinato de personas que no profesen la fe musulmana.

La policía también encontró, en su aparamento de Londres, un manual terrorista en el que se menciona como posibles objetivos al Big Ben, la Torre Eiffel y la Estatua de la Libertad.

El clérigo, nacido en Egipto y ex líder de una mezquita en el norte de Londres, ha negado cualquier involucramiento en terrorismo.

Sus abogados dicen que apelarán la sentencia. Al-Masri también es requerido en Estados Unidos por cargos de terrorismo.