El Embajador francés ante la India indicó que su país está dispuesto a retirar los asbestos del buque de guerra Clemenceau, puesto fuera de servicio, para finalizar una disputa sobre el peligroso material.

La Corte Suprema de la India prohibió la presencia del buque de aguas territoriales indias, hasta que un panel de expertos determine si porta desechos peligrosos.

Se prevé que el tribunal decida sobre el tema el 13 de febrero.

El Clemenceau se dirige a un astillero de la India para ser reciclado con el objeto de salvar el acero que contiene, en medio de protestas de ambientalistas.

Grupos ambientalistas sostienen que Francia violó la disposición de la convención de 1989 que prohíbe la exportación de desechos tóxicos.

El ministro de defensa francés dijo que hay unas 45 toneladas de asbestos a bordo del barco.