Funcionarios electorales de Haití suspendieron el escrutinio de votos de las elecciones presidenciales de la semana pasada, después que miles de boletas de votación fueron encontradas, quemándose en un basurero, en las afueras de Puerto Principe.

Representantes de la ONU informan que las boletas podrían haber procedido de nueve estaciones de votación que fueron atacadas el dia de la elección.

El número de boletas destruídas podría ser de 35 mil.

El gobierno de Haití ordenó la revisión de los resultados de las elecciones presidenciales de la semana pasada, luego de acusaciones del candidato René Preval, primero en las preferencias, de fraude masivo y errores graves cometidos en el proceso.

Las autoridades anunciaron, el martes, la integración de una comisión, integrada por el Consejo Electoral, la oficina del presidente y el partido de Preval.

Con el 90% de los votos escrutados, Preval obtuvo el 49% de los votos, pero es necesario el 50 por ciento para impedir una segunda ronda electoral.

Preval afirma que impugnará los resultados si se le niega una victoria en esta ronda.

Sus partidarios han protagonizado violentas manifestaciones acusando a las autoridades de tratar de forzar la realización de una segunda vuelta electoral.

René Preval los ha instado a continuar las manifestaciones, pero de una manera pacifica.