Tres niños iraquíes en edad escolar y dos personas, incluso un policía, murieron en ataques separados en Bagdad, este miércoles.

Las autoridades dicen que los niños, quienes se dirigían a la escuela, murieron cuando estalló una bomba en la zona céntrica de Bagdad.

La explosión también dañó varios comercios en el área.

En el sur de la ciudad, hombres armados dieron muerte a un capitán de policía y su conductor cuando se dirigían al trabajo.