Los Juegos Olímpicos de Invierno en Turín, Italia, llegaron a su fin oficialmente, el domingo, con una espléndida ceremonia de cierre plasmando el tema de los juegos “La pasión vive aquí”.

Fuegos artificiales entraron en erupción cuando la llama olímpica fue extinguida después de que el presidente del Comité Olímpico Internacional, Jacques Rogge, declarara concluídos los juegos.

El escenario del estadio olímpico fue transformado en una gigantesca pizza italiana con bailarines, payasos y acróbatas vestidos con trajes de carnaval, emocionando a los atletas y a los 35 mil espectadores.

La audiencia disfrutó actuaciones del tenor italiano Andrea Bocelli, el cantante latino Ricky Martin y la roquera canadiense Avril Lavigne.

Los juegos de Turín, que duraron 17 días, finalizaron con Alemania como ganador del mayor número de medallas de oro, seguido de Estados Unidos y Austria.

Los vigésimo primeros Juegos Olímpicos de Invierno serán en Vancouver, Canadá, en 2010.