Níger se convertió en el tercer país africano que confirma casos de gripe aviar. Nigeria y Egipto también reportaron casos de gripe aviar, el mes pasado.

Funcionarios paquistaníes dieron a conocer que las pruebas en pollos de ese país han resultado positivas a análisis por la enfermedad.

Estos son los primeros casos de los que se informa desde 2004. Los primeros análisis muestran una cepa de patogenicidad más baja que la del virus H5.

Entre tanto, funcionarios japoneses detuvieron a dos veterinarios por no informar de infecciones de gripe aviar en granjas ubicadas al este de Tokio, el año pasado.

Más de dos millones y medio de aves han sido sacrificadas, desde que Japón descubriera el virus H5N2, menos virulento, en su territorio.

Expertos en salud temen que el virus pueda mutar y comenzar a infectar a seres humanos, y causar, posiblemente, la muerte a millones de personas.

La enfermedad se ha diseminado desde Asia hacia algunos países en Europa y África, provocando la muerte de unas 90 personas en todo el mundo desde 2003.