Autoridades rusas dieron a conocer que la mortal cepa H5N1 de la gripe aviar arrasó con una granja de pollos en la región Krasnodar del sur de Rusia, dando muerte a más de cien mil aves en una semana.

El gobernador regional Alexander Tkachev dijo, este martes, que la granja fue puesta en cuarentena y que fueron implementadas medidas de emergencia para tratar de controlar la propagación del virus a través del corazón agrícola del sur de Rusia.

En Moscú, el presidente, Vladimir Putin, ordenó la creación de un centro de crisis para hacer frente a las recientes epidemias de gripe aviar.

En Suecia, entretanto, las autoridades dijeron que una forma agresiva de gripe aviar fue hallada el patos salvajes en la región sureña de Oskarshamn. La cepa aún no ha sido completamente identificada.