El juicio de sentencia para el conspirador confeso de al-Qaeda, Zacarías Moussaoui, comenzó este lunes en una corte federal en Alexandria, Virginia.

Durante la mañana, la defensa y la fiscalía eligieron a 12 jurados de un grupo de más de 80 personas, quienes decidirán si el ciudadano francés de 37 años de edad debe recibir la pena de muerte, o pasará el resto de su vida en prisión.

Se espera que los argumentos iniciales comiencen esta tarde.

El juicio podría durar meses. Los arreglos para el juicio se vienen haciendo desde hace varios años.

Entre los planes están preparativos para que las víctimas de los ataques terroristas del 11 de septiembre y sus familiares puedan observen los procedimientos por circuito cerrado de televisión en cortes de federales de Boston, Central Islip, Nueva York, Newark, Nueva Jersey, Filadelfia y Alexandria, gracias a una ley aprobada por el Congreso.

Moussaoui ya se declaró culpable de conspirar con al-Qaeda para usar aviones como armas contra Estados Unidos, pero argumentó que no sabía nada acerca de los planes para los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.