Fuerzas de seguridad en Brasil, respaldadas por tanques y helicópteros, llevaron a cabo una operación de recuperación de armas robadas de una favela en Río de Janeiro.

Más de mil soldados y agentes policiales buscaron el lunes 10 rifles de asalto y una pistola 9 milímetros robados de barracas del ejército por parte de un grupo armado, el viernes.

Una bomba de fabricación casera fue lanzada a los soldados a la entrada de la favela Providencia a primeras horas del lunes. No se informó de heridos.

Funcionarios de seguridad dijeron que la policía y los soldados se vieron involucrados en un intercambio de disparos con los habitantes de las favelas.

Río es una de las ciudades más violentas del mundo. Sus barriadas son frecuentemente escenario de hechos de violencia de las pandillas, en las que cientos de personas mueren todos los años.