El presidente de Bolivia, Evo Morales, dijo que no accederá a la solicitud de Estados Unidos de devolver armas y equipos, debido a un desacuerdo en torno al nombramiento de un nuevo comandante de la unidad anti terrorismo del país.

Morales respondió, el martes, a un pedido escrito de la embajada de Estados Unidos que objeta al nuevo comandante de esa unidad. Morales calificó de chantaje la solicitud.

Funcionarios estadounidenses confirmaron que Washington cancelará sus programas de contra terrorismo en Bolivia después de su decisión, la semana pasada, de retirar al país sudamericano de su lista de socios anti terrorismo.