La empresa biomédica estadounidense Vax-Gen, que se encuentra bajo contrato para producir una nueva vacuna contra el ántrax, informó que no podrá distribuir 25 millones de dosis para noviembre, plazo impuesto para el propósito.

El diario The Washington Post inform que Vax-Gen se atrasó, por lo menos en un año, debido a que la vacuna fracasó en un importante estudio clínico hecho en humanos.

La empresa indicó que no cumplirá con su contrato, a menos que reciba una extensión.

El gobierno quiere tener unos 75 millones de dosis de la vacuna en reserva, las cuales serían suficientes para tratar a unos 25 millones de estadounidenses, en caso de un ataque con ántrax a gran escala.

Funcionarios del Departamento de Salud y Servicios Sociales de Estados Unidos indicaron que ya han acumulado suficientes antibióticos como para tratar a 40 millones de personas, tras un eventual ataque a gran escala.

El gobierno también adquirió 5 millones de dosis de una antigua vacuna que ha sido cuestionada por haber causado reacciones negativas en los pacientes que la han recibido.