Las autoridades de Afganistán informaron sobre la detección de dos nuevos casos de gripe aviar en Kabul, la capital, y uno en la oriental provincia de Kunar.

Los hallazgos se produjeron días después de que Naciones Unidas confirmara la presencia, por primera vez en el país, de la mortal cepa H5N1 del virus.

Mientras tanto, el Ministro de Salud de Kazajstán, informó que un cisne, que fue encontrado a orillas del Mar Caspio, murió a causa de la gripe aviar y ahora se hacen los análisis para comprobar si se debió a la mortal cepa H5N1.

También este lunes, las autoridades de Malasia informaron nuevos casos de la cepa H5N1 del virus de la gripe aviar, en un grupo de pollo muertos en el estado de Penag, el tercer caso descubierto en una semana.

Anteriormente, el ministerio de Agricultura de Israel informó que los casos de gripe aviar encontrados en granjas de pavos, en el sur del país, se debieron a la mortal cepa H5N1.