La red de televisión estadounidense NBC dio a conocer que el ex ministro de Relaciones Exteriores de Iraq, Naji Sabri, era informante pagado por la CIA.

Citando fuentes de inteligencia estadounidenses no identificadas, el programa “Nightly News” de NBC informó, el lunes, que antes de la segunda guerra en Iraq, Sabri suministró información a Estados Unidos sobre las armas iraquíes que era más acertada que las estimaciones de la CIA.

NBC señaló que la CIA pagó a Sabri más de 100 mil dólares por la información.

Según NBC, la inteligencia francesa ayudó a la CIA a contactar a Sabri cuando él estaba en Nueva York, en septiembre de 2002.

Sabri dijo a la CIA, a través de un intermediario, que el presidente iraquí Saddam Hussein no tenía armas biológicas significativas.

NBC indica que Sabri y Saddam querían “desesperadamente” una bomba atómica, pero necesitarían mucho más tiempo para fabricarla, y no algunos meses, como creía la CIA.

El informe también dice que Sabri afirmó que Saddam tenía un arsenal de armas químicas, aunque tales armas no han sido encontradas desde que comenzó la guerra en Iraq.