Un funcionario del Ministerio de Salud de Indonesia informó que los resultados de las pruebas de la Organización Mundial de la Salud confirmaron que una niña, de ocho años, que murió el año pasado, sufría de gripe aviar.

La confirmación de la causa de la muerte de la niña eleva a 24 el número de fatalidades humanas por gripe aviar.

En Africa occidental, autoridades agrícolas en Burkina Faso señalaron que la cepa H5N1 del virus ha sido detectada entre aves de corral, en las afueras de la capital, Ouagadougou.

Burkina Faso es el quinto país africano afectado por la mortal enfermedad, luego de Nigeria, Níger, Camerún y Egipto.

En Birmania, los medios estatales señalaron que las autoridades han sacrificado más de 400 mil aves desde marzo, para detener la diseminación de la influenza aviar.

Autoridades de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación se encuentran en Birmania para ayudar a controlar la enfermedad.