La cámara baja del Parlamento francés aprobó un plan laboral juvenil que reemplazaría una controversial medida que desencadenó semanas de protestas a nivel nacional.

Los legisladores votaron 151 a 93 a favor del plan, que ahora irá al Senado.

El plan de reemplazo incluirá ayuda financiera para empleadotes que contraten a jóvenes desaventajados.

El plan original hubiera permitido que los empleadores contrataran a jóvenes trabajadores por un período probatorio de dos años y los despidieran sin razón. Los oponentes dijeron que eso socavaría la seguridad laboral.

El presidente Jacques Chirac pidió a los estudiantes, este miércoles, que cesen las protestas y retornen a sus estudios.

Francia tiene uno de los índices de desempleo más altos de Europa con aproximadamente un 10%, y 22% de los trabajadores tienen menos de 26 años de edad.