El presidente chino, Hu Jintao, viaja a Washington, esta semana, en su primer visita oficial a la Casa Blanca.

Hu tratará de convencer a Washington y al pueblo estadounidense de que el crecimiento económico y la cada vez mayor influencia de China en Asia no son una amenaza para los intereses de Estados Unidos.

El presidente Bush dice que espera ansioso su reunión con Hu el jueves, y que espera que Beijing esté preparado para tomar acción real para aliviar las preocupaciones comerciales de Estados Unidos.

El déficit comercial de Estados Unidos con China creció al nivel sin precedentes de más de 200 mil millones de dólares el año pasado.

El líder chino tiene previsto hablar con Bush sobre el tema de Taiwán y pedir a Estados Unidos que siga con su posición de una sola China, a la que pertenece Taiwán.