Fuentes militares de Estados Unidos en Afganistán indicaron que tropas de la coalición dieron muerte el lunes a cinco sospechosos insurgentes talibanes, en la nororiental provincia de Kunar, donde las fuerzas lideradas por Estados Unidos lanzaron una gran ofensiva la semana pasada.

Unos dos mil 500 soldados están participando en la acción denominada “Operación Puma” dirigida a interrumpir las actividades de los insurgentes.

También el lunes, en la oriental provincia de Jost, al menos seis civiles resultaron heridos en dos incidentes separados, donde las fuerzas lideradas por Estados Unidos ordenaron detenerse a los vehículos, pero los conductores ignoraron la orden.

Mientras tanto, el gobierno de Holanda dice que tiene planes de incrementar su número de soldados que participan en las fuerzas de pacificación de la OTAN en Afganistán, desde varios cientos a unos mil 600. El gobierno dijo que los soldados adicionales se añadirán cuando las fuerzas lideradas por la OTAN se expandan hacia el sur de Afganistán.