El grupo ambientalista Greenpeace Internacional dio a conocer que más de 90 mil personas han muerto o se anticipa que mueran de enfermedades relacionadas con cáncer, como resultado del accidente nuclear en Chernobyl, en 1986.

La información dada a conocer este martes contrasta substancialmente con un informe previo de la ONU, según el cual, la cifra final de muertes debido al mencionado siniestro sería cercana a las cuatro mil.

Greenpeace indica que las cifras más recientes publicadas indican que la explosión del reactor, ocurrida hace 20 años, diseminó suficiente material radiactivo en Bielorrusia, Rusia y Ucrania, como para causar más de un cuarto de millón de casos de cáncer.

Se teme que una tercera parte de las victimas, unas 93 mil personas, perezcan o ya hayan muerto, como resultado de sus enfermedades.