Israel sostiene que el gobierno palestino, encabezado por Hamas, es responsable del ataque suicida de esta semana en Tel Aviv, el peor ocurrido en el estado judío en los dos últimos años.

Sin embargo, funcionarios israelíes dijeron que el primer ministro interino, Ehud Olmert, decidió no autorizar acción militar contra el gobierno palestino en este momento.

Olmert anunció su decisión durante un encuentro del gabinete de seguridad israelí, el martes.

Participantes dijeron que el gobernante rechazó una propuesta para declarar a la Autoridad Palestina una “entidad enemiga”, medida que permitiría ataques militares contra el gobierno palestino.

Olmert también revocó el estatus de residencia de varios legisladores palestinos del este de Jerusalén.