Un alto oficial estadounidense hizo un llamamiento a Rusia para que detenga cualquier venta de armas a Irán, como parte de un esfuerzo para aislar al gobierno de Teherán a causa de su controversial programa nuclear.

El subsecretario de Estado norteamericano para Asuntos Políticos, Nicholas Burns, dijo en Washington hoy, que Irán está violando los acuerdos nucleares internacionales. Agregó que es tiempo que los países usen su influencia para presionar a ese país a que cumpla los convenios.

El subsecretario estadounidense para Control de Armas, Robert Joseph, describió la situación nuclear de Irán como probablemente “la amenaza estratégica más grande” afrontada por Estados Unidos y la comunidad internacional.

Rusia continúa oponiéndose a posibles sanciones contra Irán, y dio a conocer que no está de acuerdo con tal medida, hasta que tenga evidencia convincente de que el programa atómico del gobierno de Teherán no tiene propósitos pacíficos.

Sin embargo, Estados Unidos afirmó ayer que sin un cambio importante de parte de Irán, buscará una resolución de las Naciones Unidas que requiera al gobierno iraní suspender su programa de enriquecimiento de uranio.