Pakistán informó que ha cerrado la investigación de la proliferación de tecnología de armas por parte de su científico A.Q. Khan, quien confesó haber vendido secretos nucleares a Libia, Corea del Norte e Irán.

Una vocera del Ministerio de Relaciones Exteriores dijo que el cierre se concretó tras la liberación de Mohammed Farooq, un experto asesor de Khan quien trabajó en la principal instalación de armas nucleares, los Laboratorios de Investigación Khan.

El científico era el último hombre en prisión, en conexión con el escándalo y fue liberado tras dos años en detención. La portavoz dijo a los reporteros que Pakistán ha compartido la información de sus indagaciones con otros países, incluyendo Estados Unidos y con el Organismo Internacional de Energía Atómica.

Agregó que cualquier otra consulta debe dirigirse al gobierno pakistaní. Khan confesó en febrero de 2004 pero fue perdonado por el presidente Pérvez Mushárraf, debido a que ayudó a desarrollar la bomba nuclear de Pakistán. Desde entonces está confinado en su hogar en Islamabad, bajo estrictas medidas de seguridad.