Un nuevo informe de la Oficina del Censo de Estados Unidos, indica que los hispanos representan casi la mitad del crecimiento poblacional en Estados Unidos el año pasado, y la mayoría de los nuevos residentes nacieron en Estados Unidos en lugar de en América Latina.

El informe sugiere que la eclosión de la población hispana continuará por lo menos una generación, aunque se detenga la inmigración. Entre tanto, la porción de población descendiente de europeos están disminuyendo y envejeciendo. Analistas dicen que el cambio en la constitución de la edad y etnia podría causar crecientes tensiones sociales.

Estados Unidos se encuentra actualmente enfrascado en un debate respecto a regular la inmigración ilegal. Cientos de miles de manifestantes han desfilados por todo el país en recientes semanas para demandar más derechos para los inmigrantes indocumentados y enfatizar su importancia en la economía y cultura de la nación.