Un tribunal alemán comenzó una audiencia sobre daños reclamados por una aerolínea rusa contra el gobierno germano acerca de una colisión en el aire en la que perecieron 71 personas en 2002.

La corte en la sureña ciudad de Costanza inició las audiencias este jueves. La empresa aérea rusa Bashkirian pide más de tres millones de dólares en daños al gobierno de Berlín, por la pérdida de su avión jet de pasajeros y pago de indemnización a familiares de las víctimas del percance.

Una avión de carga DHL chocó con el jet ruso matando a las personas que iban a bordo, incluyendo 45 niños de escuela que viajaban hacia España. Investigadores dijeron que un fatigado controlador de tráfico aéreo no evitó la colisión.

El gobierno alemán dio a conocer que la compañía suiza, Skyguide, debería ser la responsable porque se le había otorgado el control del espacio aéreo del sur de Alemania. Skyguide llegó a un acuerdo de compensación con varias familias de las víctimas en 2004.