Congresistas republicanos y demócratas solicitaron respuesta después de reportes de que el gobierno ha recopilado registros telefónicos de millones de estadounidenses.

El jefe de la Comisión Judicial del Senado, el republicano Arlen Specter, dijo que llamará a funcionarios de compañías de teléfonos para declarar sobre asuntos constitucionales que surgen con estos informes sobre actividades de la Agencia Nacional de Seguridad.

Aunque no se refirió directamente a los reportes, el presidente Bush defendió el jueves el programa como parte de la guerra contra el terrorismo. Bush señaló que la privacidad de los ciudadanos es respetada y recordó que varios legisladores han sido informados sobre este programa.