El Papa Benedicto 16 destacó la importancia de dialogo entre cristianos y las fes islámicas pero subrayó que dichas relaciones deben ser recíprocas.

El pontífice declaró a una conferencia vaticana sobre inmigración de y hacia países islámicos que los cristianos deberían respetar y recibir con agrado a los inmigrantes de todas las naciones.

Luego expresó esperanza de que los cristianos que viajan a los países predominantemente musulmanes, disfruten un respeto similar. El viario de la Iglesia no mencionó naciones específicas en sus comentarios. Sin embrago, funcionarios de la Santa Sede han expresado reiteradamente preocupación por las restricciones en los derechos de las minorías cristianas en algunos países islámicos.

Grupos internacionales por los derechos humanos han repetidamente mencionado dichas restricciones en Arabia Saudita.