La administración Bush dice que consideraría conversaciones sobre un programa formal de paz con Corea del Norte, si el Estado comunista regresa a las reuniones multipartitas sobre su programa nuclear y se compromete a deponer las armas.

Después que el diario The New York Times informara que la administración Bush está cambiando su estrategia en relación a Corea del Norte, funcionarios de la administración dijeron, el jueves, que están abiertos a la idea de un tratado de paz formal con Pyongyang.

El tratado reemplazaría a la tregua de 1953 que puso fin a la Guerra de Corea. Las autoridades no han dicho si las conversaciones sobre un acuerdo de paz podrían comenzar antes de completarse el desarme de Corea del Norte.

Un portavoz del Departamento de Estado dijo que cualquier discusión de una relación más normal con Corea del Norte dependería de si Pyongyang regresa a las conversaciones nucleares.

El secretario de Estado Adjunto Christopher Hill tiene previsto analizar el asunto con representantes chinos y surcoreanos la próxima semana.