Informes publicados dicen que se espera que una investigación militar concluya que Infantes de Marina cometieron asesinatos de civiles en Irak en noviembre pasado, los cuales no fueron resultado de ninguna provocación.

Los informes citan a funcionarios estadounidenses, quienes hablaron a condición de mantener su anonimato, quienes dijeron que la evidencia sugiere que las muertes de por o menos 15 iraquíes en la población de Haditha, no estuvieron justificadas. La investigación militar aún no ha sido completada, y sus resultados no han sido oficialmente anunciados.

Los militares están también investigando un segundo incidente, ocurrido en Abril, cerca de Hamandiya, al oeste de Bagdad, en el cual Infantes de Marina supuestamente mataron a un civil iraquí allí. Los Infantes de Marina bajo investigación han sido relevados de sus puestos y se les ha hecho retornar a Estados Unidos.

El comandante de los Infantes de Marina, general Michael Hagee, está visitando Bagdad para dialogar con los Infantes de Marina acerca de “ideales, valores y estándares”. En una declaración escrita, él exhortó a los Infantes de Marina a proteger a los no-combatientes en el campo de batalla.

En Bagdad este viernes, el comandante militar, coronel Michael Beech, dijo que la controversia que rodea el incidente de Haditha no afecta a su unidad.