El juicio contra Saddam Hussein y siete coacusados por cargos de crímenes contra la humanidad se reanudó con la exigencia del juez de que la defensa limite el número de testigos.

Al iniciar la sesión de hoy, martes, el juez principal dijo que la corte nunca podría terminar de escuchar testimonios si el equipo de la defensa presenta una nueva lista de testigos cada día.

Saddam inmediatamente insistió en que a la defensa se le de el mismo tiempo que a la fiscalía, que presentó su caso durante los primeros cinco meses del juicio que comenzó en octubre.

Testigos de la defensa han estado declarando desde el 15 de mayo, cuando el juicio se reanudó después de tres semanas de receso.

Los acusados podrían enfrentar la pena de muerte si son declarados culpables del asesinato de 148 musulmanes chiítas en el poblado de Dujail, tras un intento de asesinato contra Saddam en 1982.