En Colombia, autoridades detuvieron a ocho soldados por supuestamente haber dado muerte el mes pasado, a 10 oficiales antinarcóticos de la policía, en un incidente que el gobierno describió originalmente como un accidente de “fuego propio”.

Las autoridades dijeron que el comandante de la unidad, coronel Byron Carvajal, es uno de los detenidos.

Los efectivos militares fueron acusados de haber asesinado a oficiales que en ese momento llevaban a cabo una operación encubierta antidrogas, cerca de la población de Jamundi, al sureste de Bogotá.

Un civil que trabajaba como informante policial también murió en el incidente del 22 de mayo. Investigadores creen que la unidad militar podría estar ligada a narcotraficantes que operan en el área.

El ministro de defensa, Camilo Ospina, dijo anteriormente que las tropas confundieron con narcotraficantes a los oficiales antidrogas.

Los soldados detenidos pertenecen a un batallón destacado en una montaña en la sur oriental provincia del Valle.