Las autoridades italianas informaron que han arrestado a por lo menos 45 personas en Sicilia, en una extensa operación contra el crimen organizado.

La policía dice que entre los sospechosos están jefes de 13 familias de la mafia. Un total de 65 órdenes de arresto se emitieron para el operativo.

El fiscal nacional anti-mafia, Piero Grasso, dijo que una investigación descubrió vínculos de la mafia con políticos y empresarios.

Investigadores informaron que para conseguir la mayor parte de la evidencia interfirieron comunicaciones entre miembros sospechosos de la mafia.

Sin embargo, también encontraron documentos cuando arrestaron a Bernardo Provenzano en abril. Se cree que Provenzano era el jefe de jefes de la mafia.

Cuando fue arrestado, la policía tenía más de 40 años buscándolo, y había sido sentenciado en ausencia a cadena perpetua.