Funcionarios iraquíes dijeron que un ataque con un coche bomba en un concurrido mercado, en la norteña ciudad de Mosul, causó la muerte de por lo menos cinco personas y unos 22 heridos.

Las autoridades indicaron que el ataque, este lunes, aparentemente estaba dirigido a miembros de una patrulla policial, pero que la bomba erró el objetivo. Por otra parte, oficiales militares dijeron que un infante de Marina estadounidense murió, hoy, durante operaciones de combate en la provincia de al-Anbar.

Mientras tanto, un grupo insurgente chiíta, previamente desconocido, dio a conocer su participación en ataques contra estadounidenses, británicos y otros miembros de la coalición en Iraq.

El mensaje de “Resistencia musulmana en Iraq” afirma que sus miembros prometieron no atacar a soldados y civiles iraquíes.

Una declaración de los insurgentes, grabada en video, fue trasmitida el domingo por una televisora libanesa.