Reguladores del gobierno estadounidense aprobaron formalmente una píldora contra el SIDA, la primera en el mundo, que se toma solo una vez por día.

La nueva píldora, conocida como Atripla, fue desarrollada por dos fabricantes con sede en Estados Unidos: Gilead y Bristol-Myers Squibb.

Se trata de la combinación de tres medicamentos: Vivread y Emtriva, de Gilead; y Sustiva, de Bristol-Myers Squibb.

Estos tres fármacos son las medicinas más recetadas para el VIH, actualmente en el mercado.

Expertos en salud afirman que la nueva píldora diaria facilitará que los pacientes con VIH mantengan su régimen farmacológico, el cual, a menudo, significa tomar decenas de píldoras por día.

También sostienen que frenará el surgimiento de cepas del virus resistentes a la medicación. Los pacientes pagarán más de mil dólares por una dosis de la nueva píldora, para treinta días.