La Organización de las Naciones Unidas dio a conocer que recientes enfrentamientos entre el Ejército colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, han obligado a miles de personas a abandonar sus hogares y que varias comunidades indígenas han quedado atrapadas por el conflicto.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados dijo, el martes, que los intensos enfrentamientos han obligado a unas mil 300 personas a huir de sus hogares en la remota provincia de Nariño.

La región ha sido escenario de enfrentamientos entre fuerzas del gobierno y las FARC.

Entretanto, centenares más huyen de la violencia cerca de la frontera con Panamá, donde los choques entre ambos grupos se han intensificado en semanas recientes.

La ONU calcula que la contínua violencia ha desplazado a más de dos millones y medio de personas durante cuatro décadas de hostilidades.