El presidente Bush asistió a una ceremonia de naturalización para tres soldasdos inmigrantes que resultaron heridos en combate por Estados Unidos en la guerra en Iraq.

El mandatario homenajeó al Especialista del Ejército Sergio López, originario de México, al soldado de primera clase, Eduardo Leal-Cárdenas, también oriundo de México, y al especialista del ejército Santo-Dilone, originalmente de República Dominicana.

Los tres fueron juramentados este lunes como ciudadanos estadounidenses, durante una ceremonia en le Centro Médico Walter Reed del Ejército, aquí en Washington.

Bush firmó una orden ejecutiva luego de los ataques terroristas del 11 de Septiembre de 2001, haciendo que los miembros de las fuerzas armadas estadounidenses, nacidos en el exterior, estuvieran en condiciones de ser inmediatamente naturalizados.

En la ceremonia, el Presidente nuevamente expresó su apoyo a una amplia reforma inmigratoria a fin de resolver la situación de millones de inmigrantes ilegales que ya viven en Estados Unidos.