Fuerzas israelíes atacaron Beirut por primera vez en casi dos semanas, mientras continúa la lucha a lo largo de la frontera sur de Líbano.

Explosiones masivas estremecieron la ciudad y cortinas de humo se levaron desde el baluarte de Hezbollah en los distritos del norte de la capital. Al sur, oficiales militares dijeron que tomaron control del poblado libanés de Bint Jbail, fortaleza del grupo militante chiíta, Agregaron que por lo menos 20 guerrilleros murieron en combates dentro y en los alrededores de la población.

En otro sector, un vocero de las Naciones Unidas dijo que un ataque aéreo israelí destruyó un puesto de observación de la ONU, y causó bajas. Autoridades libanesas dieron a conocer que un ataque israelí con misiles alcanzó una casa matando a siete personas, incluyendo a varios niños en Nabatiyeh, poblado cerca de Tiro. Los funcionarios manifestaron que no está claro porqué el inmueble fue atacado.

Por otro lado, fuentes israelíes afirmaron que un cohete de Hezbolláh mató a una niña en el norte de Israel. Por lo menos 18 personas resultaron lesionadas en Haifa, que fue impactada por una ronda de cohetes.