Diplomáticos de varios países acordaron trabajar hacia un cese el fuego para poner fin a los combates entre Israel y las guerrillas de Hezbolá, en el Líbano.

Sin embargo, no cuentan con un plan específico para detener la violencia. Los diplomáticos, incluso la Secretaria de Estado, Condoleezza Rice, se reunieron en Roma, este miércoles.

Ella afirmó que cualquier cese el fuego debe ser sostenible y que el Líbano debe ser soberano y estar libre de milicias.

Rice y el Secretario General de la ONU, Kofi Annan, también dijeron que la solución debe incluir a Siria e Irán, porque son los principales patrocinantes de Hezbolá.

Annan propuso el emplazamiento de una fuerza multinacional para ayudar al gobierno libanés a establecer su autoridad. Rice señaló que pronto las potencias mundiales discutirán el establecimiento de una fuerza para que sea emplazada en el Líbano.

El primer ministro libanés, Fouad Siniora, expresó que se ha logrado progreso en las conversaciones.

Él indicó al mismo tiempo que hay mucho por hacer en el futuro cercano, para poder alcanzar un cese el fuego, y permitir que el gobierno libanés ejerza su autoridad en todo el país.