Estaciones de televisión árabes informan que por lo menos nueve soldados israelíes murieron en un combate con guerrilleros de Hezbollah en el sureño pueblo libanés de Bint Jbail.

Fuentes militares israelíes dicen que varios soldados resultaron heridos durante un intenso combate por el control del pueblo, pero no han confirmado ninguna muerte.

El pueblo ubicado a unos cuatro kilómetros de la frontera israelí es descrito como base de los guerrilleros de Hezbollah.

Mientras tanto, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, expresó “gran pesar” por la muerte de cuatro miembros de un equipo de observación de las Naciones Unidas a raíz de un ataque aéreo israelí, en el sur del Líbano, el martes.

Una declaración de la oficina de Olmert dice que el Primer Ministro habló por teléfono con el secretario general de la ONU, Kofi Annan, y prometió una investigación del incidente.

Annan ha condenado el ataque al puesto en Khiam, indicando que estaba claramente marcado y que los cuatro pacificadores fueron víctimas de un aparentemente deliberado ataque de Israel.