Las autoridades británicas solicitarán a un juez permiso para mantener detenidos a presuntos participantes en un complot para hacer estallar aviones con destino a Estados Unidos.

Bajo las leyes británicas, la policía tiene hasta el final del día para presentar cargos contra los sospechosos, liberarlos, u obtener una orden para que continúen detenidos.

Los sospechosos pueden permanecer detenidos hasta 28 días sin ser acusados.

24 personas están detenidas, después que las autoridades arrestaron ayer a otro sospechoso. Los otros 23 fueron arrestados el jueves pasado.

Paquistán arrestó a siete sospechosos del presunto complot.