Un juez federal decretó que una compañía de seguros no es responsable por los daños causados a raíz de la inundación provocada por el huracán Katrina en la costa estadounidense del Golfo de México, hace casi un año.

El fallo se relaciona con una demanda presentada contra la aseguradora Nationwide Mutual Insurance Company, por una pareja del estado de Mississippi, cuya casa fue dañada por Katrina.

El magistrado decretó que la póliza de seguro de los propietarios de la vivienda no cubría daños causados por inundaciones o elevación del nivel de agua durante las tormentas.

No obstante, el juez otorgó a los demandantes compensación por los daños que ellos pudieran comprobar que fueron causados por los fuertes vientos.

Muchos propietarios de viviendas en la región están demandando a las compañías de seguros, reclamando que sus pólizas cubren daños causados por el agua y por el viento.

El huracán Katrina ha costado a las aseguradoras miles de millones de dólares en reclamos, lo cual lo ha convertido en el desastre natural más costoso en la historia de Estados Unidos.