La fábrica de acero estadounidense Wheeling- Pittsburgh Corporation dio a conocer que concertó una reunión con dirigentes sindicales para platicar con ellos sobre su apoyo a una fusión comercial con una importante compañía brasileña de acero.

Wheeling-Pittsburgh y Siderúrgica Nacional anunciaró la incorporación a principios de este mes. El Sindicato Unido de Trabajadores del Acero de Estados Unidos, informó la semana pasada que se opone a la consolidación.

El sindicato manifestó que la unión viola su contrato, y más bien favorece una sociedad con la firma siderúrgica norteamericana Esmark.

Esa posición provocó que el director ejecutivo de Wheeling-Pittsburgh, James Bradley, enviara una carta a Sindicato este lunes expresando su desencanto y pidiendo al gremio laboral que cambie su punto de vista.

Bajo el actual arreglo de fusión, Siderúrgica Nacional invertiría 225 millones de dólares para formar una nueva compañía con Wheeeling-Pittsburgh, que tendría más de la mitad de las acciones de la empresa.