La policía en el suroeste de Pakistán informa que dos explosiones causaron heridas leves a por lo menos cinco personas en la provincia de Baluchistán.

Al parecer, los estallidos ocurrieron 15 minutos aparte, este jueves, en Quetta, capital de la conflictiva provincia.

Asimismo indicó que un poderoso coche-bomba estalló primero, dañando varios vehículos y rompiendo ventanas en las oficinas cercanas.

Las autoridades informaron que una segunda bomba de menor intensidad explotó en la misma zona. Nadie se ha responsabilizado por los ataques.

Tales estallidos a menudo se atribuyen a grupos tribales baluch que han estado llevando a cabo una violenta campaña por la autonomía.

Los insurgentes tribales quieren más dinero por el arrendamiento de los recursos naturales de la región compartidos por otras provincias de Pakistán.