El gobierno de Estados Unidos ha congelado los bienes de cuatro personas y dos compañías que presuntamente tiene vínculos con un presunto líder de la droga colombiana.

El Departamento del Tesoro estadounidense informó, el martes, que inició sanciones financieras contra los padres del acusado narcotraficante Juan Carlos Ramírez, dos de sus asociados empresariales y dos compañías que él fundó.

Un comunicado divulgado por el Departamento del Tesoro dice que los padres de Ramírez, Omar Ramírez y Carmen Alicia Abadía, junto con Jorge Rodrigo Salinas y Edgar Marina Otalora, operaban Disdrogas, una compañía de distribución farmacéutica, fundada con sus presuntas ganancias del narcotráfico.

El Tesoro estadounidense también acusó a Ramírez de usar una compañía subsidiaria colombiana para mantener bienes raíces y otros bienes mientras Estados Unidos investigaba sus finanzas.

Rodríguez enfrenta cargos federales de tráfico de drogas en Estados Unidos.