En Uruguay la policía detuvo a un ex marino, de ideología neonazi, con un kilo y medio de Trotil, el explosivo utilizado en los años 90 para destruir la sede israelita de la AMIA en Buenos Aires.

Los investigadores hacen allanamientos en varias casas en busca de más neonazis.

Desde Montevideo nos informa Leonardo Luzzi.