El director de la Asociación Internacional de Tranporte Aéreo, IATA, afirmó que se asoma una crisis potencial para los pasajeros que viajan cruzando el Atlántico.

El Director General de la IATA, Giovanni Bisignani, dijo este jueves que los gobiernos de Estados Unidos y de Europa tienen hasta el 30 de septiembre para alcanzar un acuerdo respecto al intercambio de datos de los pasajeros.

Sin un acuerdo de este tipo, sostiene Bisignani, las aerolíneas podrían decidir la suspensión de vuelos transatlánticos, afectando a unos 100 mil pasajeros semanalmente.

El Tribunal Europeo de Justicia anuló hace tres meses un acuerdo de intercambio de datos sobre los pasajeros que realizaban vuelos transatlánticos por inquietudes respecto a la protección de la privacidad de las personas que viajan.

Sin un convenio de este tipo, el actual intercambio de información sobre pasajeros será ilegal en Europa.

Bisignani señaló que eso obligaría a las aerolíneas ya sea a violar la privacidad establecida por las regulaciones europeas al compartir información sobre los pasajeros con las autoridades estadounidenses o a cumplir con la ley europea y enfrentar duras multas o revocaciones de licencias de aterrizaje por parte de Estados Unidos.