Estados Unidos está reduciendo su presencia diplomática en Siria luego del frustrado ataque terrorista esta semana contra su embajada en Damasco.

En un alerta de viajes, este jueves el Departamento de Estado dijo que autorizó a abandonar Siria al personal no esencial de la embajada y a familiares de diplomáticos.

El alerta también señala que los estadounidenses en Siria deben considerar salir del país.

El martes, terroristas armados con armas cortas y vehículos rellenos de explosivos atacaron la sede diplomática pero los guardias sirios frustraron el atentado. Cuatro terroristas y un guardia de seguridad sirio murieron en el ataque.

Los terroristas, quienes gritaban consignas islámicas, no lograron superar las paredes que rodean el perímetro de la embajada.

La advertencia del Departamento de Estado indica que el atentado resalta la presencia de grupos terroristas en Siria y dice que Estados Unidos está trabajando con Siria en relación a las amenazas.