La Administración Bush envió al Congreso su informe anual sobre los principales países que sirven de tránsito para la droga o que son principales productores de drogas ilegales.

En un comunicado de la Casa Blanca, dado a conocer este lunes, se indica que en el informe, el presidente Bush identifica como principales países de tránsito de drogas a Afganistán, Bahamas, Bolivia, Brasil, Myanmar (ex – Birmania), Colombia, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, Haití, India, Jamaica, Laos, México, Nigeria, Pakistán, Panamá, Paraguay, Perú y Venezuela.

El mandatario también informó al Congreso sobre su determinación de que Myanmar y Venezuela han fracasado en forma demostrable durante los previos 12 meses, en cumplir con sus obligaciones bajo acuerdos internacionales antinarcóticos.

Sin embargo, el presidente Bush decidió mantener los programas estadounidenses que ayudan a las instituciones democráticas de Venezuela, el establecimiento de proyectos comunitarios selectos y el fortalecimiento del sistema de partidos políticos.

Con respecto a Bolivia, la Casa Blanca dice que continúa preocupada por la cooperación antinarcóticos.

Pese a la mayor interdicción de drogas, dice el comunicado de la mansión presidencial, Bolivia ha puesto en prácticas políticas que han permitido la expansión del cultivo de la coca y ha reducido significativamente la erradicación.

Estados Unidos emitirá un conjunto de parámetros para Bolivia y realizará una evaluación interina para marzo de 2007, según dio a conocer la Casa Blanca.