Francisco Rafael Arellano Félix, presunto líder del principal cártel de la droga de México, se declaró inocente de cargos de posesión de drogas en una corte de Estados Unidos.

Arellano Félix presentó su alegato ayer, lunes, en una corte de San Diego, California. El presunto narcotraficante enfrenta cargos, presentados en 1980, de posesión de una sustancia controlada, con la intención de distribuirla.

Si es declarado culpable, él podría enfrentar 30 años de prisión.

El sospechoso huyó de California a México, hace dos décadas, y fue extraditado a Estados Unidos el sábado.

Arellano Félix es uno de varios hermanos que se cree eran responsables de un infame cártel de la droga.

Su hermano menor, Javier Arellano Félix, fue capturado en un barco pesquero, cerca de la costa de México, en agosto.

Él también enfrenta cargos de narcotráfico en San Diego.